viernes, 5 de febrero de 2016

LA CARBALLEDA

Comenzamos la andadura 2016 el día 4 de febrero por la comarca zamorana de La Carballeda, recorriendo un precioso camino que une las poblaciones de Mombuey, Valparaiso, Rionegro del Puente, Santa Eulalia del Rionegro, Otero de Centenos, Dornillas y Sejas de Sanabria. Pincha en "play" y comenzamos.
La localidad de Mombuey es el punto de inicio y mas concretamente su Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción (siglo XIII), donde brilla altiva su formidable torre templaria. La ruta está perfectamente señalizada, es ciclable al 100% y posee una longitud de aproximadamente 45 kms. Todos los datos en: LA CARBALLEDA 
La primera parte del itinerario transcurre por un suave descenso
que cruza las obras del trazado del AVE
por el Camino de Manzanal, con buen firme y serpenteando entre manchas de robledal.
En el transcurso de la bajada vadeamos las aguas de los regatos Fuentesejo y Valchano
acariciando una de las colas del Embalse de Valparaiso
dándonos paso hacia el pequeño núcleo de población para llegar hasta la Iglesia de Santa Marina de estilo románico y planta basilical.
Valparaiso tiene muchas edificaciones en estado de ruina
empequeñecidas por las soberbias vistas que embellecen y engalanan su maravilloso entorno.
Por carretera cruzamos las frescas aguas del embalse y por el primer camino hacia la derecha
abandonamos la bonita aldea
para adentrarnos de nuevo entre robles
y abundante ganado vacuno.
A partir de este momento el trayecto se adhiere a las orillas del pantano
con la sensación de navegar y surcar
las claras y cristalinas aguas provenientes del río Tera.
Desde el muro de la presa hacemos un descanso y nos recreamos las vistas.
El camino asciende en busca de la autovía A-52 girando por el camino anexo hacia el oeste para cruzar por el paso subterráneo entre Escajadal y Llamamarta
flotando por un gran charco de agua y barro,
conduciéndonos al otro lado de la autovía por Valdesenara y Pradera Medias con magníficas vistas de la Sierra de la Cabrera.
Atravesamos la N-525 alcanzando Venta de los Mayos,
 enlazando hacia la derecha con el Camino de Santiago Sanabrés de la Vía de la Plata totalmente embarrado
para ir descubriendo este bello e insólito paraje de la comarca de La Carballeda.
La senda se hace pesada y nuestras "flacas" se enlodan de barros
en estos últimos metros literalmente inundados
antes de alcanzar el hermoso pórtico
del Santuario de Nuestra Señora de la Carballeda en el municipio de Rionegro del Puente.
De nuevo nos toca cruzar bajo la A-52
para después junto a ella a poco mas de un kilómetro girar a la derecha en busca de la población de Santa Eulalia del Río Negro
siguiendo las indicaciones del itinerario tras pasar la Fuente de la Pipa y la Llama del Blanco. 
Un pequeño cerro nos descubre en el fondo del valle Santa Eulalia del Río Negro, anteriormente conocida con el áspero nombre de "Garrapatas"
El ligero descenso nos conduce hasta su Iglesia Parroquial en la zona baja del pueblo, un monumento grande y sólido con espadaña de recio paredón
donde progresan y prosperan coloridas plantas entre sus viejos muros.
El pedaleo se atiborra de verdes praderías
donde podemos arrullar y acariciar a sus ilustres moradores
en un ambiente de frescura empapada por los diferentes arroyos que convergen en Santa Eulalia.
La senda continua hacia el noroeste 
por el hermoso robledal de Espinacán
y el retamal de Valdepeque 
alcanzando este espléndido y radiante pastizal para disfrutar de las cimas de Peña Negra y Vizcodillo,
así como la magnífica perspectiva y bellas estribaciones de la Sierra de la Cabrera.
El pedaleo se convierte en un auténtico placer
que nos conduce hasta las vetustas piedras
de la deshecha Ermita de la Vera Cruz en la población de Otero de Centenos, perteneciente al municipio de Manzanal de los Infantes.
Entre su caserío destaca su hermosa Iglesia Parroquial de San Antolín, románica del siglo XII.
Desde Otero de Centenos descendemos
hasta un pequeño puente en las inmediaciones 
del precioso soto ribereño enmarcado con las frescas y limpias aguas del río Negro.
El maravilloso entorno nos alberga y cobija,
atravesando el puente por el que baja el río Negro, mientras giramos a la izquierda 
para recuperar fuerzas en el Área Recreativa del Villar
y firmando el hermoso espacio donde nos encontramos.
Bien comidos y bebidos, reanudamos la marcha
para introducirnos en un exuberante y frondoso pinar
penetrando entre grandes cortafuegos,
algunos totalmente anegados e inundados,
para girar a la izquierda por la carretera que nos conducirá 
hasta la población de Dornillas.
El paseo por el pueblo se llena de un ambiente antigüo y longevo entre viejas piedras, maderas y tejas de las que cuelgan achacosas balconadas, conformando unas estampas e imágenes mas propias del medievo.
Abandonamos esta preciosa y añeja población
por un fuerte y corto repecho entre robles
con magníficos horizontes a nuestras espaldas
en un continuo "sube y baja",
sumergiéndonos de nuevo en las oscuras,
transparentes y diáfanas aguas del río Negro.
Junto a el, podemos imaginarnos los sutiles tañidos que se diseminan por los 
bellos alrededores donde se ubica la soberbia y fascinante Ermita de la Ribera.
Unos metros mas adelante cruzamos el río, pasando junto al refugio de pescadores y
ascendiendo una corta rampa hasta tocar la admirable Iglesia de Santa Marina en Sejas de Sanabria, de origen tardorrománico de finales del siglo XII.
Arcos, soportales
y motivos escultóricos se distribuyen en la cornisa de cabecera, destacando esta cabra o carnero arrodillado sobre sus patas delanteras, identificada como posible figura del Agnus Dei, (Cordero de Dios).
A la salida de Sejas tomamos el Camino de Mombuey
pasando por la Ermita de San Roque, alcanzando la carretera 
en la zona de La Castañal y Las Suertes con abundante ganado vacuno.
Por último visitamos la Ermita de Mombuey para ir finalizando esta magnífica ruta 
frente a la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, una ruta en el que hemos dibujado una mirada por una comarca rural agrícola y ganadera, a través de su rico y viejo patrimonio arquitectónico, adivinando una sociedad casi desaparecida que aun pueblan estas magníficas tierras de La Carballeda.
Resumen en vídeo en: LA CARBALLEDA 
Un saludo de EL BICIERRANTE. Hasta una próxima ruta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario