martes, 2 de septiembre de 2014

MONTAÑA DE RIAÑO

Los nombres de algunos lugares están sujetos a variaciones, dependiendo de costumbres y hechos que a través del tiempo conforman diferentes acepciones. He querido titular esta entrada "Montaña de Riaño" para conocer esta macrocomarca situada al noreste de la maravillosa provincia de León y conocerla un poco en profundidad. Pincha en "play" y comenzamos.
Después de meter en el maletero a "la flaca" un 29 de agosto de 2014, me traslado hasta el municipio leonés de Crémenes, para en el km 78 de la N-621,  tomar la estrecha carretera asfaltada que termina en Lois. El punto de inicio es la Ermita de la Virgen del Roblo, que cuenta a su alrededor con una magnífica y acogedora área de recreo.
Todos los datos de la ruta en: MONTAÑA DE RIAÑO
De camino hacia Salamón, apreciamos la belleza que esconde el río Dueñas entre las peñas que le rodean,
descubriendo antigüos molinos, magnificamente rehabilitados, que se apegan al excelente entorno por el que cruzamos.
Entre hoces de caliza, el terreno se abre en una fresca pradera en el momento que tocamos 
el pequeño y coqueto pueblo de Lois, conocido por el sobrenombre de "Catedral de la Montaña" contemplando su sencilla y austera iglesia de estilo neoclásico.
Entre sus estrechas calles, cuenta con la restaurada Casa del Humo, una vivienda que carece de chimenea y que el humo se filtra a través de su cubierta.
El paseo nos muestra sus vetustas escuelas
y sus bonitas casonas señoriales, ricamente blasonadas y solariegas, que atestiguan la cantidad de familias hidalgas y notables que hubo entre sus antepasados.
Abandonamos Lois por el camino marcado como PR-LE 51 hacia el Puerto de la Llorada (por los Cerezales), entre La Hoz y Sierra Casera
con el precioso y estimulante rumor de las frescas aguas del río Dueñas
para vadearle, un poco mas adelante, por un destartalado puente de madera
girando en dirección este por una pista, que en fuerte ascenso, nos introduce por un pequeño bosque mixto de roble y abedules
encontrando en sus profundidades la luminosidad que irradian los resplandecientes helechos.
En las inmediaciones de la Fuente del Corcho y bajo el Pico Lázaro, encontramos una torre de observación
poco antes de alcanzar el Collado de los Cerezales a 1573 metros de altura donde divisamos, en primer término el Sestil de las Vacas y el puntiagudo Pico Yordas en la lejanía.
El descenso hacia la Llorada lo desarrollamos cuidadosamente por una pista, escoltados por bellos ejemplares de hayas que
revelan gratificantes praderas por donde podemos ver trotar algún caballo
y donde pacen tranquilamente, una numerosa cabaña vacuna.
El hermoso y pequeño valle se salpica de una maravillosa masa forestal
que desciende hasta los límites del GR 1, Sendero Histórico Ampurias-Finisterre, un corredor que une el mar Mediterráneo desde la localidad gerundense de Ampurias con el Océano Atlántico en la localidad coruñesa de Finisterre.
Tomando dirección noroeste, este GR 1 nos introduce en fuerte ascenso entre los Picos Peña de la Cruz, Recacabiello y Mediodía entre áspera y bonita flora
pasando junto a una fuente con pilón
consiguiendo la Collada de Lois a 1585 metros de altura y techo de la etapa de hoy.
El GR 1 camina por el mismo espacio del PR-LE 32 Liegos - Acebedo que nos sitúa en la vertiente oeste, por un gran descenso que nos deja hermosas vistas de Peña Ten en lontananza,
mientras rodamos por las faldas de la Cerra 
con maravillosas vistas del Pico Lázaro.
Una parada para reponer líquidos y observar cuantitativamente
el hermoso espacio que nos rodea 
 obteniendo caprichosos detalles de la exuberante flora y coloridos detalles de los insectos que la habitan.
El Arroyo Erendía nos conduce
por frescos y cálidos tonos en sus márgenes
alejándonos del bosque
y enmarcándonos en el espectacular Circo del Mampodre que culmina con los Picos de Mediodía, Salamanquino y Mampodre en una bella estampa.
Sin darnos cuenta llegamos hasta la preciosa localidad de Acebedo, un pueblo muy animado en esta época veraniega con bonitas casas de piedra.
Con parsimoniosa tranquilidad nos acercamos hasta la Ermita de la Virgen de la Puente, del siglo XVIII
y circulando por sus calles destacamos la presencia de dos magníficos hórreos
y la encastillada Torre del Reloj que se asoma sobre el pueblo.
Un poderoso escenario se asoma sobre su Iglesia Parroquial de San Nicolás de Bari del XVI
explorando bellos rincones
que nos brindan un panorama de auténtico lujo.
Salimos de Acebedo hacia la carretera CL-635 en dirección Riaño y de la mano de las primeras aguas del río Esla
nos colocamos por las enormes praderías de Los Pelosines y Vegamediana, de indescriptible belleza que marca el curso de este lozano Esla.
Los Picos Mampodres también se asoman
a la localidad de Lario donde se erige su iglesia del siglo XV con su espadaña separada del edificio principal.
Nos refrescamos en su maravillosa fuente de piedra
trasteando entre sus coloridas calles
que se adornan y embellecen con bonitos tonos
culminados por las suaves lomas y picos que rodean sus casonas montañeras.
Nos ausentamos de Lario carretera abajo, por bellos prados de siega, entre los Mampodres
y el portentoso Yordas, que aparece sobre nosotros confiriendo ese verdor y esa sensación de frescura que solo el verano consigna a estas extraordinarias tierras.
En un cruce a la derecha llegamos hasta la hermosa localidad de Liegos bajo las Peñas de Tejedo, de la Cruz y de las Canales.
Destacamos el Potro de Herrar para reforzar, sobretodo, las pezuñas delanteras de los animales de tiro.
Liegos es un precioso pueblo con calles bien cuidadas
y maravillosos rincones
donde aprovechamos para marcar lugar de paso entre sus cilíndricos paquetes de heno que colonizan sus alrededores.
Ante la atenta mirada del Pico Yordas (aqui llamado Burín), nos internamos por la puerta de entrada al maravilloso Valle de San Pelayo
salpicado por hermosas praderas en la Boca Valdeliegos
entre las Peñas de las Canales y de la Collada.
Por la cara norte del señero podemos disfrutar de un extenso hayedo autóctono
sobresaliendo por encima los picos rocosos que se acercan a los 2000 metros paseando por sus profundidades los enormes rebaños de vacunos.
Los enormes peñascos cierran los cauces de los Arroyos Belluco y Valverga
cuando llegamos al Collado de Lois,
intuyendo el camino hacia el Collado de Anciles entre la Peña de la Collada y el Yordas.
Cruzamos los Prados Demedios frente al coloso de La Trapa de 1743 metros 
por el camino de Lois, que baja buscando el Valle del río Valdescoso al lado de la Peña Aguilar.
En un kilómetro, cerramos el círculo de nuevo en la localidad de Lois entre sus añejas casas.
Decimos "adiós" a la Catedral de la Montaña
navegando por las aguas del río Dueñas, 
terminando en la tranquila población de Salamón.
Nos queda el recuerdo imperecedero de esta maravillosa vivencia que con gusto nos ha transportado por la provincia de León y también nos quedan las ganas de una próxima aventura para conocer otros lugares de estas hermosas tierras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario